¿Qué hago yo aquí?

Si yo no soy friki…

¡Sorpresa!

Ayer, sobre las 2 de la tarde, estaba yo en la oficina deseando que se hiciera la hora de comer cuando me sonó el móvil, un número que no tenía en la agenda.

Salí al rellano a atender la llamada y alguien me dice “¿Eres mageles?”. Mi cerebro se queda atascado. ¿Conozco esa voz? Oh espera ¿Elena? ¡Dios mio, Elena-sin-H!

No me lo puedo creer, resulta que está en Valencia pasando unos días de vacaciones con su chico, y que estaba a 500 metros de mi trabajo, así que sin pensar, quedamos para comer 10 minutos después.

Y direis ¿dónde está la gracia del asunto? Pues en que Elena es una chica de Huesca que fue compañera mia en un campamento ¡en 1996! Si amigos mios, hace nada menos que 14 años estuvimos juntas durante dos semanas. Y después de eso, no nos habíamos vuelto a ver.

Al principio, manteníamos contacto por correo (sí, del postal, eran finales de los 90…). Y como teníamos contacto cuando Internet entró en nuestras vidas, nos dimos los messengers y pasamos del papel al ordenador.

Los años iban pasando y cada vez había menos contacto, pero nunca me ha faltado su felicitación por Navidad y por mi cumple :D Así que os podeis imaginar la alegría con la que bajé a la calle a encontrarme con ella.

Me daba un poco de cosilla pensar si nos reconoceríamos o no, y de qué ibamos a hablar después de 14 años sin vernos… Pero vamos, en cuanto la vi supe que era ella (con el pelo mucho más largo, pero los años te han sentado bien) y empezamos a hablar y hablar y hablar y hablar un poco más hasta que se me hizo la hora de irme. Entramos al Osaka cuando todavía estaba lleno y salimos los últimos xD

Qué buen rato pasé, qué alegría me diste. Espero que ahora de verdad retomemos un poquito más el contacto :D Disfrutad las vacaciones y buen viaje de vuelta!

Estas pequeñas sorpresas son las que le dan salsa a la vida.

31 marzo 2010 Posted by | Mi vida | , , , | 6 comentarios