¿Qué hago yo aquí?

Si yo no soy friki…

¿Cómo se me ocurre?

Va a ser verdad que el tiempo libre es malo y debería emplearlo en algo útil (como terminar las entradas que tengo a medias). Pero hoy que he tenido por fin algo de calma y tiempo libre por la tarde, no se me ha ocurrido otra cosa mejor que entrar a mi cuenta de hotmail…

Sí, tengo cuenta de hotmail [todos tenemos un pasado oscuro], me la hice cuando entré a la universidad y todo el mundo usaba el messenger a todas horas. Qué tiempos, siempre estaba conectada y tenía a gente del instituto y agregaba a toda la gente que iba conociendo en la universidad, en mi primera campus, etc.

Dos añitos y medio me duró el asunto, hasta que me hice con una cuenta de gmail y mi vida cambió a mejor. Pero eso es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

La historia que nos ocupa se centra en la cuenta de hotmail. Esa que aunque he dejado de usar, he mantenido y entraba de vez en cuando a borrar el spam y ver si algún antiguo amigo/a había dado señales de vida.

El caso es que hace un rato me ha dado por entrar. ¿Cómo se me ocurre? Madre mía, el sentido común debía estar echándose una siesta y he abierto una cuenta de correo que llevaba un año sin abrir.

La sensación ha sido como entrar en una casa que lleva años cerrada: todo lleno de polvo, trastos por en medio y las plantas se han convertido en malas hierbas que invaden el salón.

Tenía varios cientos de mensajes por leer, que se clasifican en:

Mensajes de MSN: los típicos correos de “ahora msn es mejor” y bla bla bla. Marcar como leídos.

Spam: varias decenas de spam del descarado, incluso algunos de esos que utilizan a tus propios amigos de remitentes para que te lo creas (o algo así). Me han hecho gracia varios mensajes con asunto “descubre quién te ha borrado del messenger”. Me ha dado por abrir uno y entre letras fosforitas y gifs animados, me decía que entrara en cierta web para poder saber quién es un mal amigo que no me quiere en su vida (literalmente). El resto, marcar como leidos.

Redes sociales: un montón de mensajes de Facebook, LinkedIn, Hi5 y otras que no recuerdo ni el nombre: “Fulanito de tal te invita a unirte a su red/quiere ser tu amigo/lo que sea”. Marcar como leídos.

Correos cadena: oh Dios mio. Pensaba que de esos ya no existían!! Qué equivocada estaba, quedan pocas personas que aún los envíen, pero son suficientes para llenarte el buzón con: pps de bebés, flores o paisajes del mundo; chistes (muchas veces en pps, para que pese más); cadenas del tipo “reenvialo para salvar a una niña moribunda”, “reenvialo a toda la gente que quieras”, “reenvialo para que se cumpla tu deseo” y así hasta la saciedad. De estos he abierto unos cuantos, estaba demasiado ociosa :P

En resumen: basura, basura a centenares. En un año, solamente un mensaje “de provecho” de una antigua amiga, a la que le he dado mis nuevos datos para retomar el contacto. Por mucho que sea una cuenta que ya no uso, había demasiada basura.

Podían empezar por mejorar sus filtros antispam, y por no ser ellos los primeros que me envían su propio spam. Ya sé que no se pueden filtrar los mails en cadena, pero de esos ya me encargo yo cuando haga la limpieza anual de la cuenta (confío en que la gente se dé cuenta y se reduzcan estos correos por su propio peso).

Ahora me vuelvo a mi gmail, sin anuncios parpadeando por toda la pantalla, sin Spam en mi bandeja de entrada, sin tener que rebuscar para seguir las conversaciones, en definitiva, me vuelvo a casa :D

Anuncios

3 noviembre 2009 Posted by | /etc, Mi vida | , , , , | 5 comentarios

Configurar gmail para enviar correos con otro remitente

Hoy en día, prácticamente todo el mundo tiene más de una cuenta de correo (o más de N). Y suele ser un coñazo tener que entrar en varios sitios para leerlo todo.

Vale, está la opción de usar un cliente de correo, pero yo voy cambiando de ordenador y me gusta tener mi correo siempre accesible online. Así que la solución es redireccionar todas esas cuentas a mi cuenta principal de gmail.

El problema que tiene eso es cuando quieres responder a un correo que ha llegado a gmail redirigido desde micuenta@otrocorreo.es, no hay más remedio que entrar en ese otro correo y responder.

Y además de las múltiples cuentas de correo, están los alias (una dirección que correo que no tiene un buzón asociado, los mails dirigidos a ella se reciben en una cuenta diferente). En este caso, habitualmente puedes recibir correos dirigidos a mialias@alias.com pero no enviar correos con ese remitente.

Bueno, pues para resolver estos dos problemas de un plumazo, podemos configurar nuestra cuenta de gmail para enviar correos con otro remitente. Es muy fácil y tremendamente útil para centralizar en una única cuenta todas tus cuentas/aliases de correo.

Sigue leyendo

25 agosto 2009 Posted by | Google, How to | , , , , , | 12 comentarios