¿Qué hago yo aquí?

Si yo no soy friki…

Fuga de cerebros

Tengo bastantes amigos que se han marchado al extranjero a trabajar. Y bastantes que se están preparando para hacerlo. Eso suma a muchos amigos, muy válidos profesionalmente y mejores como personas que han dejado España para trabajar fuera.

La broma de “cuando acabas la carrera en España tienes 3 salidas: por tierra, mar o aire” se ha ido convirtiendo en una realidad para mucha gente, sobradamente preparada que se encuentra atada de pies y manos en un país donde, por una razón o por otra, no puede desarrollar todo su potencial o disfrutar plenamente de su vida.

Soy una de esas personas que nunca ha querido irse al extranjero, ni siquiera me fui de Erasmus cuando tuve la oportunidad. Me gusta mi tierra y mis planes de futuro siempre han pasado por permanecer en ella. Soy una sentimental xD

También hay gente que siempre ha querido marcharse fuera, ya sea durante una temporada o para siempre. Y luego está el grupo de gente que le gustaría hacer su vida en España pero por H o por B no puede (o no puede, al menos, llevar la vida que le gustaría llevar). Este grupo de gente está creciendo mucho en los últimos tiempos, y la situación actual está empujando a muchos de ellos a dar el salto hacia tierras lejanas.

Desde mi punto de vista, para dar ese salto hace falta mucho valor. Ya sea por necesidad o por decisión propia, para una temporada o para siempre, hay que ser valiente para dar el paso hacia lo desconocido y luchar por lo que se quiere y/o para mejorar.

En cierto modo todo esto me toca de cerca, por la gran cantidad de gente cercana que está fuera o está a punto de hacerlo. Y tengo que decir que me da mucha mucha pena. Me entristece pensar que la mayoría de ellos se marchan porque aquí no pueden tener lo que quieren o necesitan. Y aunque sé que en todos los casos es una decisión muy meditada, me apena también pensar qué pasará en España cuando las cosas empiecen a mejorar y los de arriba se den cuenta de cuántos activos impagables se han perdido por el camino.

Últimamenten he hablado bastante del tema con mucha gente, la mayoría de ellos ya establecidos en el extranjero o preparándose para hacerlo. Y una conversación de Twitter esta mañana (qué horrible es debatir en Twitter xD) ha llevado a un argumentado debate en campuseras que me ha empujado a poner todas mis ideas por aquí.

Por alguna extraña razón, se me hace difícil hablar del tema. Y es raro porque yo quiero quedarme aquí, y mi idea de mejorar pasa siempre por hacerlo sin irme fuera (y esto era así antes de tener mi bonita hipoteca). Es un tema que me causa sentimientos encontrados, supongo que porque entiendo las razones de los que se marchan, pero me da una gran pena (y no sólo porque gente a la que quiero se vaya lejos).

Vía twitter, Duki, Benko, Thrillka (ya en el exterior, en camino de ello o en planificación de) me han dado sus razones. Todas ellas son distintas pero llevan a lo mismo: aquí no pueden conseguir lo que quieren y necesitan. Airim está en ese grupo de gente de “no me gustaría irme, pero viendo el panorama es algo que no debo descartar”,  Ramiro, que también tiene el tema muy muy cerca no descarta ni una cosa ni la otra y calce es la única que, como yo, tiene claro que se quedará aquí.

El caso es que algo pasa, y es algo gordo. Mucha gente extremadamente buena se está marchando. Y lo hacen siempre por razones de sobrado peso (ya no hablo únicamente de estar económicamente valorados en su trabajo, que ya de por sí es una razón muy contundente).

Creo que hay que tener muy claro también que en el extranjero no todo son maravillas, y que irse fuera no va a ser un camino de rosas. La gente no debería decir “España es una mierda, me voy fuera” sin valorar todo lo que esa decisión implica. Tanto quedarse como irse, son decisiones que hay que meditar, valorar y ser consciente de sus consecuencias.

 

Escribo ahora ya algo más calmada. Aún así, creo que no soy capaz de plasmar por escrito todo lo que me inspira este tema. Al menos, espero haber dejado claro mi admiración a la gente que se va, pero también mi respeto a los que nos quedamos. Es algo extremadamente personal, y lo único que os deseo a todos los que habéis intervenido en el debate es que sea cual sea vuestra decisión, os permita ser tan felices como merecéis :)

Anuncios

4 enero 2012 - Posted by | /etc | , , ,

9 comentarios »

  1. Ole por el post :)

    Comentario por vierito5 | 4 enero 2012 | Responder

  2. Personalmente, yo había decidido marcharme con todas las consecuencias. Pero cuando iniciaba el proceso de búsqueda, me surgió una oferta aquí que hacía que mereciera la pena quedarse. Si por cualquier motivo esto no funcionara, lo más probable es que me marchara.

    Yo creo que tengo que buscar lo que sea mejor para mí, esté donde esté. Y lamentablemente, quitando ciertas excepciones, ahora mismo lo mejor no está en España.

    Comentario por Ramiro | 5 enero 2012 | Responder

  3. Mageles, hace ya 3 años que Esther y yo nos piramos de España. Solo queria decirte que la cosa tampoco es tan terrible como se suele pintar, también es verdad que nos fuimos los dos juntos y eso no es lo mismo que irse solo y tampoco debe ser lo mismo irte a un pais que no conoces bien ni tampoco sabes hablar el idioma bien del todo, que es lo que mucha gente hace. Hoy en dia hay Skype y los vuelos son baratos (siempre que no te vayas a tomar por saco). También está claro que no todo son rosas, aqui los alquileres son bonicos y el IVA y la gasolina flipas en colores pero también es verdad que de media los sueldos tampoco son iguales así que como en todas partes, una de cal y otra de arena. La cuestión no es irse de España porque sea una mierda o deje de serlo, si te vas es porque consideras que en otro sitio te va a ir mejor y si no o vuelves o ya puestos te vas a otro sitio. También puedes pensar que en realidad no es muy diferente a si alguien que concoces se fuera a vivir a La Coruña por ejemplo, seguiría estando en España pero a los efectos sería lo mismo o peor, Skype igual pero el vuelo mas tiempo (escalas y tal) para ir a Valencia y encima mas caro.

    Comentario por Jordi | 6 enero 2012 | Responder

  4. En primer lugar, ¡hola Jordi! No sabes cuánto me alegro de tener noticias tuyas, ha sido una grata sorpresa leer que me habías escrito un comentario :D

    Espero que os vaya realmente bien, os mando un beso enooooooorme.

    En cuanto a lo que dices, por toda la gente que conozco fuera (bastantes tirando a muchos) no es que sea especialmente duro. Como dices, el Skype y los vuelos baratos ayudan mucho a mantener el contacto y que no sea tan duro como cuando emigraban las generaciones anteriores. De hecho, no conozco a NADIE que se arrepienta de haberse ido o no crea que compensa en un sentido o en otro.
    Simplemente quería decir que, para mi, es una decisión que debe meditarse mucho antes de tomarse, y estar bien seguro de lo que se va a hacer.
    Por supuesto, depende del carácter de la persona lo duro que resulte, pero no se debe hacer pensando que fuera todo es maravilloso. Hay sus pros y sus contras como en todas partes.

    El tema de irse a La Coruña por ejemplo, pues tienes razón. Casi es más “fácil” ir a Londres que a la otra punta de España. Para los que nos quedamos la diferencia no es tanta. Es para quien se va, que tiene que ser consciente de que se va a un sitio con otro idioma, otras costumbres, etc.

    En fin, que sepas que me ha alegrado muchísimo leerte :) Un besazo!

    Comentario por mageles | 6 enero 2012 | Responder

    • Otro beso para ti y recuerdos a Jaime

      Comentario por Jordi | 6 enero 2012 | Responder

  5. Sorry Ramiro, tu comentario se había colado en spam :-/

    Sabes que me alegro de que haya aparecido la oportunidad que te haya hecho quedarte, que soy una egoísta :P

    Comentario por mageles | 16 enero 2012 | Responder

  6. Apunta uno más a la lista de los que tarde o temprano tendrán que emigrar ;-)

    Comentario por Gololo | 16 enero 2012 | Responder

  7. Hola amigüit@s, he leido el post de mageles y algunas de vuestras respuestas, sólo quería daros el humilde punto de vista de alguien que se fué, volvió y probablemente tenga que volver a irse….
    Tengo ahora 37 años, 15 de profesión, mujer, dos hijos y me he pasado fuera de Valencia 7 años, 4 en Madrid y 3 en Amsterdam. Qué quereis que os diga, tenemos profesiones, en las que al menos a día de hoy es difícil que podamos abrirnos camino de forma interesante si no es saliendo de nuestro “barrio”. He tenido esta discusión con alguno de vosotros alguna vez… Pues no podía enteder como alguien tan valioso profesionalmente “quema” sus mejores años en este bendito lugar llamado Valencia sin darse cuenta de que luego la vida te pasa por encima (familia, hijos, hipóteca, cuidado con ésta última) y no hay “moviola”, no hay vuelta a trás. Para poder hacer algo “interesante” en Valencia, en la mayoría de las ocasiones tienes que irte fuera (llámalo Madrid, Barcelona o Amsterdam, Münich, Londres o Paris), y eso es enriquecedor, es un sacrificio a nivel personal pero luego tiene sus réditos. Eso si, teneis que apuntar alto cuando salgais, tened un plan, si no, no sólo habreis quemado vuestros mejores años sino que os habrá frustrado muchísimo la experiencia. Aprended o mejorad el idioma del sitio al que vayais, yo desaproveché la ocasión de aprender Holandes y me arrepiento, sólo soy capaz de balbucear cuatro cosas …. lamentable ;-).
    Cuando te vas, casi siempre llega un punto (a veces no) en el que te planteas si sigues o vuelves… Cuidado, sed ultra-conservadores, volved con algo firmado y sellado, no os vaya a pasar como a mi… que tuve que pelear bastante para recuperar mi nivel profesional. Pero todo lo aprendido me sirvió para pelear aquí y poder cambiar las cosas a mi alrededor.
    En definitiva, nos ha tocado vivir en un pais en el que el presupuesto del plan de I+D no nos va a permitir desarrollar nuestra profesión a la mayoría, en las que no es fácil desarrollarse como profesional en una empresa puntera en un campo de nuestra especialidad y en el que el marco laboral, la cultura empresarial y las capacidades de gestión de los mandos intermedios en general “son limitadas”, es decir, que estamos en una biosfera profesional muy limitante y asfixiante para un recién titulado, en la que para poder luchar y conseguir objetivos interesantes, es preferible aprender en otras peceras más oxigenadas, para quizás volver luego a ésta, nuestra pecera y lograr hacer cambiar las cosas y mejorarlas. Ánimo, que está todo por hacer ahí fuera!!!. Un abrazo a todos los expats!. Sois heroes y heroinas!.

    Comentario por Dani Díaz | 19 marzo 2012 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: